Productos Ofertas Online » Si vas a escoger un profesor de inglés sigue estos consejos

Productos y ofertas online

Si vas a escoger un profesor de inglés sigue estos consejos

La oferta de escuelas de inglés en Gandía, y otras grandes ciudades de España, se ha multiplicado en los últimos años por el creciente interés de los padres en inscribir a sus hijos en actividades extracurriculares o por el interés de adolescentes y jóvenes en prepararse mejor para el futuro, por medio de la dominación de la lengua más hablada del mundo. Esto ha llevado a muchas personas a buscar un buen centro educativo centrado en la enseñanza del idioma de los Beatles o, en última instancia, de un profesor particular.

Bastante se ha hablado de la diferencia sustancial entre un cerebro bilingüe y uno monolingüe y cómo el dominar dos idiomas a la vez mejora las habilidades mentales, este es otro motivo para inscribirse en un curso para aprenderlo; sin embargo, a pesar de que es mucho más recomendable estudiar en una escuela, porque su dinámica es mucho más efectiva, hay personas que prefieren contratar a un profesor particular para fortalecer en casa las lecciones del curso.

Cuando se está ante la decisión de saber cuál persona contratar, es bueno seguir los siguientes consejos para escoger un buen profesor de inglés:

1. Es transparente sobre sus credenciales

Un buen profesor de inglés aprendió educación bilingüe o idiomas en alguna universidad reconocida y, preferiblemente, practicó su segunda o tercera lengua en un país de habla inglesa, también probablemente tenga experiencia impartiendo cursos de inglés en comprobadas academias y jamás estará reacio a mostrarte sus credenciales, títulos y currículo. Adicionalmente, es probable que tenga referencias de antiguos alumnos o empleadores.

2. Es flexible y económico

El primer punto es quizás el más importante, un buen instructor particular se adaptará a tus necesidades y nivel y, ante todo, te ayudará con objetivos específicos que se te hagan difíciles en tu curso o que deseas profundizar, como por ejemplo: prepararte para el examen TOEFL. Él sabrá identificar tu nivel e iniciará la enseñanza desde ese punto. Además, siempre estará abierto a dar clases a grupos pequeños.

Sin ser extraordinariamente baratos, la mayoría de los profesores particulares suelen cobrar por hora menos de lo que te cobrarían en una academia de inglés, probablemente porque está empezando y, sobre todo, porque en una institución se asumen otros gastos aparte de los sueldos, esto no significa que sea malo, simplemente significa que es diferente.

3. Es organizado y está actualizado

No es necesario ser joven para estar actualizado en las últimas tendencias, solo basta ser abierto a las nuevas oportunidades y al acontecer de los tiempos; esto va por conocer y aceptar las nuevas tecnologías, el aprendizaje online e, incluso, saber que existen ofertas y promociones online donde se tratan este y otros temas. Lo importante es que el profesor que escojas esté al tanto de lo más reciente y lo aplique cuando sea necesario para facilitar el aprendizaje.

Tampoco olvides que quien contrates debe ser organizado, tomando en cuenta siempre tus necesidades y metas e integrándolos en las lecciones, las cuales deben estar planeadas de principio a fin, si en ellas se debe improvisar que sea porque no surgió en el momento una duda o tema específico que no estaba contemplado en un principio, para luego retomar el camino.

4. Debe ser exigente y comunicativo

La comunicación tiene que ser una de las aptitudes de todo buen profesor particular, no tiene necesariamente que ser un gran orador pero sí una persona organizada en su discurso, que sepa darse a entender y que sepa comunicarte acertadamente todas las ideas necesarias para tu comprensión y aprendizaje, también debe ser dinámico y coherente para evitarte distracciones.

Además de buen comunicador por supuesto que debe ser exigente, el hecho de que las clases sean particulares y ocurran en espacios relajados como la sala de tu casa no significa que haya permiso para tomar largos recreos. Un buen profesor tiene un esquema, metas y un tiempo determinado para cumplirlas, así que te exigirá lo suficiente para cumplirlas.

Estos y otros consejos deben tomarse en cuenta a la hora de comprometerse con un curso de inglés o para iniciar clases de este idioma como mecanismo para el desarrollo de habilidades extracurriculares en los niños.